Una de las mejores estrategias de formación de docentes es el mentoring (mentoría, en español).

 

Este consiste en un proceso personalizado de ayuda basado en una relación de desarrollo personal en el que una persona con mayor conocimiento en el área ayuda a otra menos experimentada a mejorar su desempeño.

 

El mentoring de Trinity College London no es una supervisión, sino un acompañamiento que se le ofrece a los profesores para que puedan ampliar sus conocimientos y logren ser mejores de lo que ya son. Por ello, estos no son evaluados, sino que participan en sesiones de entrenamiento donde se le dan consejos para aplicar en el salón de clases.

 

¿En qué consiste el mentoring de Trinity College London?

 

Lola R. Garay, profesora y formadora que colabora estrechamente con Trinity College London (Spain), indica que el proceso de mentoría consiste fundamentalmente en dos partes: la observación de las clases y las sesiones de entrenamiento.

 

Ambas actividades están estrechamente ligadas, dado que, dependiendo de lo que se observe en las clases, el entrenamiento posterior se enfocará en uno en otros aspectos. El tiempo de observación es de entre 45 y 50 minutos y al finalizar la clase se ofrece una sesión de feedback al profesor.

 

Los mentores o formadores trabajan en diferentes aspectos en las sesiones de mentoring. Sin embargo, uno de los pilares fundamentales de esta formación es la gestión o manejo del aula (classroom management), por lo que en las sesiones se ofrecen técnicas para que los profesores puedan manejar de forma adecuada todos los aspectos de la clase

 

El mentoring también trabaja la interacción en inglés entre estudiantes. Por esta razón los formadores se fijan en qué tipo de actividades o cuántas proponen los profesores en el aula para promover esta interacción entre ellos. Estas actividades pueden ser controladas, semi controladas o libres.

 

Una vez que los profesores han sido observados y se les ha dado el feedback, se hacen las sesiones de entrenamiento. Estas se llevan a cabo, por lo general, en la tarde cuando los profesores han terminado el día.

 

Las sesiones se planean de acuerdo a lo que necesitan aprender o mejorar los profesores. Sin embargo, hay dos cosas que los mentores toman en cuenta al momento de las sesiones. La primera son todos aquellos aspectos que tienen que ver con técnicas o estrategias, materiales o recursos que los profesores podrían necesitar para dar sus lecciones de inglés o cualquier otra asignatura.

 

Y la segunda tiene que ver con las cosas que los mentores han observado durante su acompañamiento en la clase. Su objetivo es proporcionar a los profesores técnicas y herramientas que le ayuden a gestionar mejor su clase y a desarrollarse mejor como profesionales en el campo de la educación.

¿Desearía un servicio de Mentoring a medida de su colegio?

Deje sus datos de contacto y le proporcionaremos información y una propuesta a medida.

Beneficios del mentoring

El mentoring ofrece técnicas para que la entrega de contenido a los estudiantes se haga de la manera más eficiente posible para ellos.

 

Trinity College London propone un sistema en el que las clases estén centradas en el estudiante. De esta manera estos pueden participar activamente en su aprendizaje, interactuar con sus compañeros y hacer distintas prácticas para al final tener una conclusión de la lección.

 

El colegio, como institución, se beneficia de la mentoría porque se le ofrece una perspectiva diferente que ayuda a los profesores a tener un desarrollo profesional continuo y en la preparación de alumnos para exámenes certificados de inglés.

 

Los alumnos son los principales beneficiados con el mentoring. Y es que todo el proceso está enfocado en el desarrollo de sus habilidades, no solo de tipo linguístico, sino también social y de bienestar emocional. Por ello, contar con el servicio de mentoring de Trinity College London en los colegios es muy favorecedor para toda la comunidad educativa.

 

¿Quieres recibir nuestro Newsletter, promociones y acceso a talleres exclusivos?